Claves y conectores lingüísticos

5a815-iniciar-una-empresaPistas o claves para descubrir la conclusión:

  • Averigüe cuál es el problema a lo cual el autor da respuesta. ¿Qué es lo que el escritor o el conferenciante está tratando de probar?, o bien: ¿Cuál es su punto? La respuesta será la conclusión.
  • Busque palabras claves. A veces la conclusión va precedida por palabras indicadoras que advierten que lo que sigue es la conclusión. Lo mismo sucede con las premisas.
  • Busque la conclusión en los lugares más probables, el inicio o el final.
  • Recuerde que una conclusión no es un ejemplo, estadística, definición, información, evidencia.
Claves que indican que se introducen razones (premisas) Claves que indican que se introduce un punto de vista (conclusión)
(Conclusión), ya que (Premisas). (Conclusión), porque (Premisas). (Conclusión), cuando (Premisas). (Conclusión), pues (Premisas). (Conclusión), dado que (Premisas). (Conclusión), puesto que (Premisas). (Conclusión), a causa de (Premisas). (Conclusión), en razón de (Premisas). (Conclusión), debido a (Premisas). (Conclusión), en caso que (Premisas). (Conclusión), siempre que (Premisas). (Conclusión), si (Premisas). (Conclusión), supuesto que (Premisas). (Conclusión), a consecuencia de (Premisas). (Conclusión), nos apoyamos en (Premisas). (Premisas), por lo tanto, (Conclusión). (Premisas), por ende, (Conclusión). (Premisas), entonces, (Conclusión). (Premisas), por consiguiente (Conclusión). (Premisas), en consecuencia (Conclusión). (Premisas), luego, (Conclusión). (Premisas), así, (Conclusión).

(Premisas), finalmente, (Conclusión). (Premisas), de ahí que (Conclusión). (Premisas), se infiere, (Conclusión). (Premisas), se deduce, (Conclusión). (Premisas), esto prueba que, (Conclusión). (Premisas), en suma, resumen (Conclusión).

(Premisas), se puede inferir que (Conclusión).

(Premisas), esto muestra, indica (Conclusión).

o sugiere que

 

Elaboración Unidad de Currículum y Evaluación, Mineduc, 2001.
Publicado en Filosofía | Deja un comentario

¿A qué conducen las discusiones y controversias?

controversias-en-el-ejercicio-de-la-patria-potestadEl hombre es capaz de rectificar sus equivocaciones por la discusión y la experiencia. No por la experiencia solamente: es necesaria la discusión para mostrar cómo debe interpretarse la experiencia. Las opiniones y las costumbres ceden gradualmente ante los hechos y los argumentos; pero para que los hechos y los argumentos produzcan alguna impresión sobre el espíritu es necesario que se expongan.

Muy pocos hechos pueden decirnos su historia sin los comentarios convenientes para evidenciar su significación. Toda la fuerza y el valor del juicio del hombre descansan sobre la propiedad que posee de poder rectificar su camino cuando se extravía; no podemos, por consiguiente, conceder a los hombres alguna confianza más que cuando se hallan en condiciones de poder rectificar sus juicios con facilidad.

¿Por qué procedimientos llega un hombre a este resultado? Pues tan sólo prestando atención a toda crítica formulada sobre sus opiniones y sus actos y teniendo por costumbre escuchar todo lo que contra él pudiera decirse, aprovechándolo siempre que sea justo, y presentando en ocasiones a su propio criterio y al de los demás la falsedad de lo que no es más que un sofisma, y comprendiendo que el único medio que el ser humano tiene a su alcance para llegar al conocimiento completo de algo es escuchar lo que puedan decir las personas de opiniones diversas, y estudiar todos los aspectos en que puede considerarse por las diferentes clases o modos de ser del espíritu humano.

Jamás ningún sabio llegó a adquirir su ciencia de otro modo, ni hay en la naturaleza de la inteligencia otro procedimiento para conocer la verdad. El hábito constante de corregir y completar su opinión, comparándolas con otras, lejos de causar duda y vacilación para ponerla en práctica, es el único fundamento estable de una justa confianza en dicha opinión
.
En efecto, el hombre prudente que conoce todo lo que puede decirse contra él, según todas las hipótesis probables; que ha asegurado su posición contra cualquier adversario, que, lejos de evitar las objeciones y las dificultades, las ha buscado, y no ha desperdiciado nada de lo que pudiera darle luz sobre la materia, tiene derecho a pensar que su juicio vale más que el de cualquier otra persona o que el de la multitud que no ha procedido de este modo.

Es extraño que los hombres reconozcan el valor de los argumentos a favor de la libertad de discusión y que les repugne llevarlos hasta su última consecuencia, no advirtiendo que, si las razones no son buenas para un caso extremo, no valen nada en ningún otro momento. También es de extrañar que, no proclamándose infalibles, cuando reconocen que la discusión debe ser libre sobre todo aquello que aparezca dudoso, pretendan al mismo tiempo colocar por encima de toda discusión una doctrina o un punto particular por ser verdaderamente cierto. Tener algo por cierto, mientras exista un solo ser que lo negaría si pudiera, pero a quien se le impide hacerlo, es afirmar que nosotros somos jueces de la verdad, pero jueces que resuelven la cuestión sin escuchar a una de las partes.

J. S. Mill, “De la libertad de pensamiento y discusión”

Publicado en Filosofía | Deja un comentario

Vocabulario Básico de Argumentación

Vocabulario básico: argumentación, premisas y conclusiones

A

circularArgumentación: Razonamiento en que una o más afirmaciones se ofrecen como soporte de otras afirmaciones.

La afirmación que será fundamentada se llama conclusión de la argumentación; las razones que se dan como su fundamento se llaman premisas. Hay palabras que funcionan como indicadores: ya que; porque; puesto que y otros. Con frecuencia preceden a las premisas. En cambio, por consiguiente; por lo tanto; en consecuencia, y otros similares preceden a las conclusiones.

Cuando en una argumentación no aparecen estos indicadores, trate de encontrar la conclusión, determinando qué es lo que intenta establecer la argumentación. Ésa será la conclusión. El resto será su fundamentación (o conjunto de premisas).

Adaptación de S. Morris Engel, With Good Reason, pág. 6, Unidad de Currículum y Evaluación, Mineduc, 2001.

B

La argumentación es una operación que se apoya sobre un enunciado asegurado (aceptado) –la premisa, para llegar a un enunciado menos asegurado – la conclusión.

Argumentar es dirigir a un interlocutor un argumento, es decir, una buena razón para hacerle admitir una conclusión e incitarlo adoptarlos comportamientos adecuados.

También se puede definir la argumentación como el conjunto de técnicas (conscientes o inconscientes) de legitimación de las creencias y de los comportamientos. La argumentación intenta influir, transformar o reforzar las creencias o los comportamientos de la persona o personas que constituyen su objetivo.

Christian Plantin, La  Argumentación, Editorial Arial, 1998, págs. 39-40.

C

La conclusión de un razonamiento es la proposición que se afirma sobre la base de las otras proposiciones del mismo, y a su vez estas proposiciones de las que se afirma que brindan los elementos de juicio o las razones para aceptar la conclusión son las premisas del razonamiento.

Es menester observar que “premisa” y “conclusión” son términos relativos: la misma proposición puede ser premisa en un razonamiento y conclusión en otro… Tomada aisladamente, ninguna proposición es en sí misma una premisa o una conclusión. Es una premisa sólo cuando aparece como un supuesto de un razonamiento. Es una conclusión sólo cuando aparece en un razonamiento en el que se afirma que se desprende de las proposiciones afirmadas en ese razonamiento.

Irving Copi, Introducción a la Lógica, Editorial Universitaria de Buenos Aires, 1994, págs. 7-8.
Publicado en Filosofía | Deja un comentario

Breve Explicación de Aristóteles

descarga (1)Discípulo de Platón y fundador del liceo, para Aristóteles el mundo de la percepción es real, y por ende es el verdadero objeto de investigación. Su punto de partida, la realidad dada, es a lo que se empeña en penetrar hasta sus últimas estructuras.  Una cosa (mesa) es a la vez causa real e ideal.

Cada   cosa particular es lo que Aristóteles llama substancia, esto es, algo  que existe por si mismo, algo que no necesita de otra cosa  para existir, que existe, por lo tanto, independientemente. Por ejemplo, esta mesa, aquel árbol, etcétera.

Toda substancia esta compuesta por dos elementos: La materia  que es aquello de lo que la cosa esta hecho y la forma que es la ley estructural de acuerdo a la cual esa materia se organiza para hacer esto o aquello. La forma, por lo tanto, es lo que hace que algo sea lo que es y no otra cosa.

Toda sustancia posee otras características que Aristóteles llama accidentes. Por ejemplo:

Substancia                        Materia                      Forma                       Accidentes

Mesa                                    Fierro                         De mesa                    Color, tamaño, altura

                                              Madera

El principal objeto de estudio de Aristóteles, fueron la esencia y el método de las ciencias. Las causas son:

Causa formal: es lo que hace que algo sea lo que es. Se trata del modo en que la materia esta configurada, organizada, etcétera. Es la esencia de algo, su naturaleza. Una mesa esta compuesta de una materia, la madera, y una forma, la organización de la madera.

Causa material: Es aquello de lo que algo esta hecho (Mesa: madera).

Causa eficiente: En la explicación de una substancia individual, es el principio del cambio, el agente de lo que se lleva a cabo. El escultor es la causa eficiente de la estatua (principio de movimiento)

Causa final: Es aquello para lo que algo se hace. La causa final de pasear es la salud, pues paseamos para estar sanos. En ética, el fin de todas las acciones es la felicidad.

El Conocimiento:

La experiencia sensorial (de los sentidos), representa para Aristóteles el nivel inicial del verdadero conocimiento.  Los sentidos reciben las imágenes de los objetos sensibles, desprovistos de materia. Tal como cuando un ciego toma y siente un ladrillo, el recibe su imagen, mas no la materia de la cual esta hecho.   Estas imágenes aportan la base para el conocimiento. El trabajo del intelecto consistirá en abstraer de esas imágenes sensibles la forma inteligible.

Surge así la noción general o concepto que es la reproducción a nivel del pensamiento de la forma (esencia) , de lo universal inmerso en cada cosa, de la característica esencial común a todos los objetos pertenecientes a una misma clase.

Potencia y acto

La función de la sustancia en el devenir confiere a la sustancia misma un nuevo significado junto la sustancia adquiere un valor dinámico, se identifica con el fin, con la acción creadora que forma la materia, con la realidad concreta de cada ser en que el devenir se verifica. En tal sentido la sustancia es acto.

Aristóteles identifica la materia con la potencia, la forma con el acto. La potencia es en general la posibilidad de producir un cambio o de sufrirlo. Hay la potencia activa, que consiste en la capacidad de producir un cambio en sí o en otro (como, por ejemplo, en el fuego la potencia de calentar y en el constructor la de construir); y la potencia pasiva, que consiste en la capacidad de sufrir un cambio (como por ejemplo, en la madera la capacidad arder, en lo frágil la capacidad de romperse).

Por otra parte el acto es la existencia misma del objeto. Este se halla con respecto a la potencia “como el construir con respecto al saber construir, el estar despierto al dormir, el mirar al tener los ojos cerrados, a pesar de poseer la vista, y como el objeto sacado de la materia y elaborado completamente se haya con respecto a la materia bruta y al objeto no acabado todavía” (metafísica, IX, Aristóteles).

Publicado en Filosofía | Deja un comentario

¿Qué es lo Real? Aproximación a Platón

“El día en que las palabras fundamentales – como justicia, libertad, verdad y amor-puedan ser eliminadas, o su significado se evapore en una vaga nebulosa, los hombres estaremos reducidos a la esclavitud- aunque sea un esclavitud dorada”, George Orwell, 1984.

Plato_cave_allegoryComúnmente cuando escuchamos la palabra “realidad” creemos que es algo simple y evidente a primera vista, pero ¿qué es realmente la realidad? Aquí veremos un punto de vista particular, el de Platón:

Para Platón existen dos mundos: uno sensible y otro inteligible, pero si nos quedamos sólo con el mundo sensible no podemos llegar hacia el verdadero conocimiento; nuestra razón no podría llegar a la verdad. En cambio si buscamos alcanzar lo más “radical” del mundo inteligible, entonces llegaremos a las cosas verdaderas, o sea, a sus ideas (esta teoría es conocida como la teoría del mundo de las ideas).

Así, las cosas perecederas y variables serían como sombras de las ideas inmutables y eternas, y si las cosas tienen alguna realidad es sólo porque participan en cierto modo de la realidad de las ideas. Por ejemplo si la sombra de mi mano se refleja en una pared iluminada, tienen cierta realidad porque de algún modo participa de la mano real que lo proyecta. Algo semejante pasa con Platón, puesto que las cosas del mundo sensible y las realidades eternas y perfectas (ideas) están vinculadas, pero las ideas están fuera del espacio y fuera del tiempo, son solamente esencias puramente intelectuales, pero existen realmente.

Publicado en Filosofía | Deja un comentario

El sentido de la Filosofía

filosofiaMuchas personas saben lo que la palabra filosofía significa, pero desconocen su estructura verbal. Está formada por las palabras griegas “philo” y “sophia“, que significan “amor a la sabiduría”. Filósofo es el amante de la sabiduría. Pero la filosofía fue poco a poco transformándose de un simple afán o de un simple amor a la sabiduría, a “la sabiduría misma”; o sea la filosofía fue vista como la sabiduría misma. Y aquí nos encontramos ya con el primer problema: si la filosofía es el saber ¿qué clase de saber es el saber filosófico?

La disposición de ánimo de la filosofía: el asombro

El método de la filosofía puede, en efecto, definirse, describirse; pero la definición tiene que de él se dé, la descripción que de él se haga, será siempre externa, ya que no tendrá contenido vivaz, no estará repleta de vivencia, si nosotros mismos no hemos practicado ese método.

Para abordar la filosofía, para entrar en el territorio de la filosofía, una primera disposición de ánimo es absolutamente indispensable. Es absolutamente indispensable que el aspirante a filósofo se haga bien cargo de llevar a su estado una disposición infantil; el que quiere ser filósofo necesitará infantilizarse, hacerse como niño pequeño.

¿En qué sentido se afirma que el filósofo debe hacerse un niño pequeño? Se hace en el sentido de que la disposición de ánimo para filosofar debe consistir esencialmente en percibir y sentir con todos sus sentidos, tanto en el mundo de la realidad sensible como en el mundo de los objetos ideales, problemas, misterios; admirarse de todo, plantarse ante el universo y el propio ser humano con un sentimiento de estupefacción, de asombro, de curiosidad insaciable, como el niño que no entiende nada y para quien todo es problema.

Esa es la disposición primaria que debe llevar al estudio de la filosofía el principiante. Dice Platón que la primera virtud del filósofo es asombrarse  (“Thaumatzein” -dice en griego-de dónde viene la palabra admirarse), sentir esa divina inquietud que hace que dónde otros pasan tranquilos, sin ver ningún problema, el que tiene una disposición filosófica está siempre inquieto, intranquilo, percibiendo en la más mínima cosa problemas, misterios, incógnitas que los demás no ven.

Aquel para quien todo resulta muy natural, para quien todo resulta muy fácil de entender, para quien todo resulta muy obvio, ese no podrá nunca ser filósofo.

El filósofo necesita, pues, una dosis primera de infantilismo; una capacidad de admiración que el hombre ya hecho, que el hombre ya endurecido y viejo no suele tener. Por eso Platón prefería tratar con jóvenes, a tratar con viejos. Sócrates, el maestro de Platón, andaba entre la juventud de Atenas, entre los niños y las mujeres. Realmente, para Sócrates, los grandes actores del drama filosófico son los jóvenes y las mujeres.

Ese asombro, pues, es una fundamental disposición para la filosofía. Y resumiendo esta disposición, podremos definirla hora, ya de un modo conceptual, como la capacidad de problematizarlo todo, de convertirlo todo en problema.

Publicado en Filosofía | Deja un comentario

Ejemplo de Mitologías

Hau-Maka

71a7fabf-8e6c-4e61-85ef-388c664bd6dc.png

También llamado Haumaka, es un personaje de la mitología pascuense, que le habría indicado al ariki Hotu Matu’a que era su destino viajar hacia la Isla de Pascua.

La leyenda cuenta que al sabio Hau-Maka se le apareció el dios Make-Make se le apareció en un sueño, en el cual llevó al espíritu de Hau-Maka a un viaje desde Hiva hacia una desolada Isla, que sería la Isla de Pascua.

En este viaje el espíritu de Hau-Maka se desplazó hacia el este pasando por una serie de islas, hasta alcanzar una octava tierra. El espíritu de Haumaka recorre la Isla identificando un total de 28 sitios con sus nombres. Así, en esta isla encontraría tres islotes frente al Rano Kau (Motu Kao kao – Motu Nui – Motu Iti), y los identificaría como “Ko nga Kope Ririva Tutuu Vai a te Taanga” (los hermosos hijos de Te Taanga que están sobre el agua).

Luego al subir a la caldera del volcán  Rano Kau, lo denominaría “Te Poko Uri a Haumaka o Hiva”. El cráter pequeño lo llama “Te Manavai”. Luego se dirige a la costa sur buscando una residencia para el Ariki, reconociendo distintos lugares hasta que llega a Rangi Mea Mea (Cielo Rojo), refiriéndose al atardecer en Ovahe. Posteriormente Avanzaría al cerro Hau Epa que nombraría como “Maunga Hau Epa”, y observaría las arenas blancas de una playa en un lugar que llamaría “Oromanga a Haumaka o Hiva”; considerándolo un sitio apropiado para la residencia del Ariki, y a la bahía inmediata la llama “Hanga Mori A One” (Anakena). Así, tras reconocer otros tantos sitios, nombra a la isla “Te Pito o te Kainga a Haumaka o Hiva”.

Así, luego de recorrer la isla, el espíritu de Hau-Maka regreso a su cuerpo que había dejado a Hiva. Posteriormente relataría su visión a su hermano Huatava, y como miembro del linaje real (Ariki Paka), se dirije al Ariki Hotu a Matu’a, para contarle su sueño. Este hecho haría que el Ariki Hotu a Matu’a enviara una embarcación con siete expedicionarios, (Los dos hijos de Haumaka: Ira y Raparenga; y los cinco hijos de Huatava: Ku’u Ku’u, Ringi Ringi, Nonoma, U’ure y Mako’i); expedición que produciría la posterior llegada del Ariki Hotu a Matu’a ala Isla de Pascua; y con ello el poblamiento de esta isla.

Trentren Vilu y Caicai Vilu

descargaLa tradición dice que en la antigüedad el territorio continental de Chile habría sido solo una única franja de tierra plana unida completamente al continente americano; pero producto de una lucha legendaria que tuvieron estos seres, se creó la actual geografía de Chile, con innumerable cantidad de archipiélagos e islas al sur de este país, entre ellos el archipiélago de Chiloé; y también serían los responsables de muchas de las montañas, cerros y volcanes a lo largo de Chile.

Según los mapuches, estas dos serpientes (Trentren Vilu y Caicai Vilu) serían originalmente los hijos de los pillanes más poderosos, que como castigo habrían sido convertidos en estos seres. Así que el hijo de Peripillán fue convertido en una inmensa culebra que sería Caicai y el hijo de Antu convertido en una inmensa culebra que sería Trentren. Ambas culebras serían adversarias, así como fueron adversarios Antu y Peripillán. Caicai habría sido mandada a vivir en el mar para cuidarlo, y Trentren habría sido mandada a vivir en la tierra para ayudar al ser humano; Siendo así como estas dos culebras son usadas como un instrumento a través del cual también se cumple la voluntad de los espíritus antiguos.

Se dice que cuando Caicai despertó de su sueño, a causa del desagradecimento que tuvieron los hombres por todo lo dado por el mar; Caicai se enfureció y usó su cola en forma de pescado para golpear el agua. Con ello inició un gran cataclismo que empezó a inundar y crear un diluvio en todo el territorio; ya que tenía el deseo de castigar al ser humano y de incorporar toda la vida terrestre a sus dominios. Caicai ordeno a las aguas que inundaran los valles y cerros, y que llevasen a todos los habitantes al fondo del mar.

Al ver Trentren que los habitantes y animales estaban desesperados y que los hombres la invocaron, y como por órdenes de su padre, ella era quien debía proveerles de sabiduría y protección; decidió ayudar a los seres humanos. Así ayudó a escapar a los habitantes y a los animales subiéndolos en su lomo y llevándolos a los ceros; y a los que quedaban atrapados por las aguas, los transformó en aves para que escaparan volando; a los que se ahogaban en peces y mamíferos marinos (siendo uno de ellos el origen del Cahuelche), y a los ahogados en Sumpall. Los seres humanos que quedaron inmóviles por el terror que sentían, se habrían transformado en mankial. Pero como el mar seguía subiendo de nivel, Trentren tuvo que ordenarles a los cerros que aumentaran de altura para contrarrestrar el poder de Caicai. Enojada, Caicai empezó a luchar contra Trentren en una batalla que duró mucho tiempo, hasta que ambas serpientes se cansaron, con lo cual Trentren venció parcialmente al no haberse inundado toda la tierra, sin embargo, las aguas no volvieron totalmente a su nivel antiguo; con lo que Chile obtuvo su actual geografía.

Publicado en Filosofía, Miscelaneo, Psicología | Deja un comentario